TRABAJANDO CON VÍCTIMAS

La implicación emocional que tienen los policías a la hora de trabajar con víctimas puede derivar en una afectación física y psicológica, veamos algunos riesgos:

  • Contaminación psicológica: se refiere al exceso de implicación emocional que el agente tiene con respecto a la persona que atiende.
  • Sobre-identificación: alude a un grado de identificación con la víctima, que supone e el policía toma decisiones por ella o intenta que ella las acepte, aunque no se vea capaz de llevarlas adelante.
  • Fracaso: la ausencia de resultados, crea una sensación de frustración en el profesional, que puede llevarle a intervenir desde el escepticismo, restando efectividad a cualquier intervención.
  • Burnout: aparece como consecuencia de todo lo anterior, cuando se desequilibran las expectativas individuales del profesional y la realidad del trabajo diario, junto con un inadecuado afrontamiento del conflicto.

Para combatir estos efectos es conveniente mantener una distancia emocional, adquiriendo habielidades y conocimientos necesarios. Respetar a la víctima apoyándola a lo largo del proceso de toma de decisiones, hacer una definición realista de las metas a alcanzar por las víctimas… A los policías deberían darle formación en habilidades de afrontamiento para mitigar las fuentes de estrés del trabajo con víctimas, sesiones de diebrifing con compañeros, jefes y profesionales, , concoer los propios límites que pueden interferir… Estas son parte de las medidas para que el agente tenga un EPI emocional a la hora de trabajar, sin descuidar otras intervenciones de mayor calado si fueran necesario…

Equipo ViveCNP

Ver más publicaciones de este autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *