RECUPERARSE DEL TRABAJO

Trabajar implica invertir esfuerzo, ya sea físico o mental, que repetida y sostenidamente se traduce en altos niveles de fatiga y estrés por el que requerimos un descanso para reponer las energías agotadas.

Para recuperarnos del estrés, debemos descansar de los factores que generan dicho estrés.

Para recuperarnos encontramos oportunidades tanto dentro como fuera del trabajo. Los descansos formales e informales durante la jornada laboral, las horas después del trabajo, los fines de semana, o las vacaciones, son algunos ejemplos. Sin embargo, no todo el tiempo fuera del trabajo puede ser equiparable a «tiempo libre», ejemplo: comer, dormir…

Las actividades del tiempo de ocio que son potencialmente propicias para recuperarse son. Las ACTIVIDADES DE BAJO ESFUERZO (ver la tele, leer, relajarse en el sofá..).  ACTIVIDADES SOCIALES (Asistir a fiestas, reunirse con gente, conocer a personas). ACTIVIDADES FÍSICAS (Estimulan procesos fisiológicos, psicológicos que estimulan la salud mental y física). ACTIVIDADES QUE IMPLICAN RETOS COGNITIVOS (son las emprendidas por trabajadores delas TICs. juegos, software, aprender un idioma…)

Estas actividades se denominan de recuperación porque en ellas subyacen experiencias que facilitan la recuperación, como la relajación, desconectar de los estresores laborales, la búsqueda de retos y el control de tiempo libre.

 

Equipo ViveCNP

Ver más publicaciones de este autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *