Autor: Equipo ViveCNP

Los retos de la salud mental en el trabajo policial

Daniel J. LÓPEZ VEGA, en un artículo del doce de Octubre en La.Política, habla del trabajo policial como profesión de riesgo, a la que añade la situación de Cataluña, la amenaza terrorista, la presión migratoria, las bandas criminales organizadas, la accesibilidad a las armas de fuego, el contacto con la delincuencia, el dolor y la muerte, el rechazo social, el riesgo para la propia vida, y por otro lado, a la mala organización, las jornadas excesivas, la turnicidad, la falta de medios, la indefinición de funciones, el mal clima laboral…

Por ello el servicio policial se relaciona con una mayor probabilidad de aparición de trastornos psicológicos como ansiedad, depresión o el trastorno por estrés postraumático que provocan una mayor número de bajas psicológicas y prejubilaciones con importantes consecuencias laborales, sanitarias y económicas.

Así las cosas, se requiere de la atención de los profesionales de salud pública con el objetivo de determinar los factores causales de la salud mental policial; de los medios de comunicación dar visibilidad al problema y publicidad a los servicios de atención y a la información veraz de carácter preventivo; a los políticos en su labor de control del Gobierno responsable último de poner el máximo empeño en potenciar la salud mental laboral en las FCS, instituciones de las más valoradas por la ciudadanía. Es también su función evaluar las estrategias preventivas implementadas y establecer las nuevas medidas de control necesarias.

Leer el artículo en : http://www.la-politica.com/salud-mental-bajas-psicologicas-y-conducta-suicida-en-la-guardia-civil-del-siglo-xxi/

Continuar leyendo

El Congreso solicita incluir el estrés y el acoso laboral como enfermedades profesionales.

En la exposición de motivos de la propuesta de Proposición no de Ley se señalan las alarmantes cifras de siniestralidad laboral de nuestro país. Diferentes factores como la precariedad laboral, las subcontrataciones, la economía sumergida y la externalización de la prevención de riesgos laborales configuran un panorama que facilita el aumento de la inseguridad en las condiciones laborales y el incremento del estrés, dando lugar a un amento de la siniestralidad laboral.

Por este motivo se insta al Gobierno a 1. Realizar los trámites para reformar la legislación para proteger al trabajador. 2. Garantizar el desempeño profesional de los técnicos. 3. Incrementar las partidas a PRL. 4. Incrementar el número de inspectores de trabajo. 5. Convocar la Mesa del Diálogo Social para modificar la ley de PRL y potenciarla. 6. Dar cumplimiento a la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020. 6. Territorializar los fondos destinados a la PRL entre las administraciones autonómicas. 5. Modificar el Real Decreto 1150/2015 para añadir como enfermedades profesionales el estrés y el acoso laboral.

 

Continuar leyendo

SALUD MENTAL LABORAL POSITIVA

La psicología positiva se define como el estudio científico de las experiencias positivas, los rasgos individuales positivos, las instituciones que facilitan su desarrollo y los programas que ayudan a mejorar la calidad de vida de los individuos, mientras previene o reduce la incidencia de la psicopatología.

Existen fortalezas humanas (el optimismo, la esperanza, la perseverancia o el valor) que actúan como amortiguadores contra el trastorno mental.

La Psicología positiva se asienta en tres pilares: las emociones positivas (alegría, esperanza, ilusión, agradecimiento); los rasgos positivas o fortalezas (habilidades interpersonales, la fe, el trabajo ético, la esperanza, la honestidad, la perseverancia y la capacidad para fluir…); las instituciones positivas (la democracia, la familia, la libertad de información, la educación, las redes de seguridad económica, social, ciudadana….); Las relaciones interpersonales positivas (los otros importan).

Una buena salud mental laboral, estará basada en estos conceptos de la psicología positiva, pues actúan como barrera contra los trastornos psicológicos y laborales y pueden contribuir a la capacidad de recuperación y desarrollo del trabajador.

Continuar leyendo