La Fiscalía investiga el suicidio de una trabajadora tras la difusión de un vídeo sexual.

Esta semana nos conmocionábamos con la muerte de una empleada, por unas imágenes sexuales de la que era protagonista, distribuyéndose por mensajería instantánea entre sus compañeros de trabajo.

Más allá de los aspectos legales en juego (leyes de protección de datos, código penal, igualdad efectiva de mujeres y hombres, ley de prevención de riesgos laborales, violencia de género…) todos ellos en estos momentos investigados por la Fiscalía y la Policía, queremos enfatizar el papel que juega la sociedad en general, las redes sociales y el trabajo en particular

A medida que avanza el tiempo los límites entre los aspectos personales, sociales y laborales se van difuminando. Antes había unos horarios establecidos, hoy en día son más flexibles; Antes se acudía a un lugar de trabajo, en estos momentos cada vez los trabajadores se llevan más los deberes a casa; las relaciones laborales eran más jerárquicas, siendo ahora más dinámicas y consensuadas; tenías un sueldo al terminar el mes, ahora se fija más en la consecución de objetivos y/o productividades… El mundo y las tecnologías están cambiando y producen problemas nuevos…que necesitan soluciones innovadoras también.

Volviendo al suicidio de la trabajadora, aludimos al refrán «Entre todos la mataron y ella sola se murió«, durante todo el proceso de degeneración personal, ha habido una serie sucesiva de fallos sociales, laborales y legales que han desembocado en este trágico suceso. La trabajadora grabó hace tiempo un vídeo de contenido sexual en la esfera de pareja, esas imágenes se compartieron entre los compañeros de trabajo, pidió auxilio tanto a su red social, sindical, como a la empresa siendo el resultado negativo… Cuando llegaron las imágenes a su familia que nada tenía que ver no aguantó la presión.

Para terminar me gustaría que nos hiciésemos unas preguntas que nos sirviesen de reflexión final… ¿Sabemos las consecuencias que tienen las redes sociales si son mal utilizadas? ¿Qué papel tiene la empresa, los trabajadores y los sindicatos en la generación y/o resolución del problema? ¿Funcionan las instituciones? ¿El problema lo tiene la víctima y/o la sociedad? ¿Somos conscientes de la violencia sexual con el que las mujeres conviven en el día a día?

Si como Policía, trabajador y/o persona reflexionas sobre estas cuestionas y otras… estaremos acercándonos a la solución. Aquí puedes encontrar algunos consejos:

 

 

 

Equipo ViveCNP

Ver más publicaciones de este autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *